ENTREVISTA: Pablo Duarte Candidato Presidencial del Partido Unionista Elecciones 2019

Elecciones en Guatemala

Encuentra noticias sobre las elecciones generales de Guatemala, las próximas elecciones de 2019 se llevarán a cabo en junio de 2019

Elecciones GuatemalaEntrevistas

ENTREVISTA: Pablo Duarte Candidato Presidencial del Partido Unionista Elecciones 2019

ENTREVISTA: Pablo Duarte Candidato Presidencial del Partido Unionista Elecciones 2019, En el plan de Gobierno por el partido Unionista, al que representa, Pablo Duarte, contempla una fuerte reestructuración del Estado, que incluye una revisión integral.

ENTREVISTA: Pablo Duarte Candidato Presidencial
ENTREVISTA: Pablo Duarte Candidato Presidencial del Partido Unionista Elecciones 2019

AQUÍ LA ENTREVISTA DE PABLO DUARTE CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PARTIDO UNIONISTA

¿Por qué quiere ser presidente?

A mí no se me ocurrió. El Partido Unionista había sido un partido obviamente con una vocación municipal. Álvaro -Arzú- siempre lo mantuvo como un partido pequeño, reducido, con el objetivo de tener algunas diputaciones, pero políticamente, todo su esfuerzo era en materia de mantener el poder en la municipalidad y así se hizo por muchos años. En este momento y esta coyuntura y con la salida de Álvaro – por su muerte- de la manera tan triste como salió, nosotros consideramos que es importante que viéramos el paso de intentar buscar la presidencia de la Republica y buscar el gobierno central, además de la municipalidad.

¿Y por qué es diferente esta elección a las anteriores?

Primero porque creemos que un liderazgo, al que se le hacían muy fácil tener el control y seguir ganando la municipalidad casi sin despeinarse, ya no está y entonces el partido tenía necesidad de fortalecerse en otras ramas y tomamos la decisión, primero de correr y segundo de que el candidato fuera alguien de adentro.

Hemos visto con mucha pena que los partidos políticos sacas candidatos desde afuera y a veces el candidato llega al poder, pero el partido no. Sucedió con Alfonso Portillo y el FRG y el FRG para partiéndose en cuatro cabezas o en tres cabezas, porque Alfonso no eran del FRG ni pensaba como del FRG.  Tomamos la decisión de que fuera alguien de adentro y bueno, el único que al final tomó la decisión de aceptar este asunto fue este servidor de ustedes

Creo que tanto año de experiencia política le da a uno un manejo de la cosa pública diferente a cualquiera que no haya tenido la experiencia que hemos tenido nosotros. 20 y pico de años en el Congreso la República le dan una visión a uno muy certera de lo que pasa en el país, pero sobre todo hemos tenido la oportunidad de estar con presidentes, expresidentes, presidentes de otros países, viendo diferencias en otras latitudes y eso da una experiencia que sería interesante poder poner al servicio de la nación desde un cargo como la presidencia de la República.

¿Cuán complicado es correr bajo la sombra del apellido Arzú?

Descubrimos en el tiempo dos cosas, Álvaro tenía un liderazgo personal, intentó en más de una ocasión endosar el voto a otros candidatos, pero no se puede, no se logró.

La gente puede estar muy segura de las capacidades de una persona, pero tratar de que esa persona, con ese liderazgo le diga: mirá, además de apoyarme a mí, apoyá a fulano. Parece ser que no funciona.

Yo creo que en este caso la sombra de Álvaro no estorba, todo lo contrario. Es una sombra que nos ayuda. Nosotros sabíamos que a Álvaro la gente lo quería, no creímos que tanto. Su entierro y las manifestaciones de todos los sectores y de la gente espontáneamente fueron verdaderamente sorprendentes y los primeros sorprendidos fuimos nosotros. Sabíamos que había un caudal, sabíamos que la gente lo quería, no creímos que tanto y, siendo tan reciente su muerte, vemos que en este momento su sombra es una protección para nosotros y de alguna manera nos va a ayudar.

¿Cree usted que ese cariño que la gente demostró a Álvaro Arzú es suficiente para usted como candidato?

No, lo que quería decir con esto es que, no estorba, pero no es suficiente por supuesto, algo ayudará, pero evidentemente esta campaña electoral se trata de convencer a las personas, en poco tiempo de que somos una opción real, una opción que puede ayudarlos a solucionar sus problemas y eso tiene que ser con una campaña, que además de eso tiene una serie de trampas y de cortapisas.

Cuando yo les conté ayer a la gente que en Guatemala no va a haber televisión para la campaña electoral, es casi como de jalarse los pelos, cuando les contamos que no puede pautarse en las redes sociales porque Facebook y YouTube no vino a inscribirse y cuando les contamos que el techo de la campaña son US$4 millones y cuando les contamos que no se puede pautar uno mismo, sino que a través del Tribunal -Supremo Electoral- y que le ponen a uno una serie de requisitos para mandar su pauta y todo eso en cables y en medios de comunicación más reducidos, evidentemente nada es suficiente.

¿Cuáles son los ejes más importantes del Partido Unionista?

El primero y el más importante es que, recordándonos de las palabras de Albert Einstein, que decía que la mayor locura del hombre es pretender resultados diferentes haciendo lo mismo, yo a eso le agrego una cosa más, y es que con los mismos es imposible lograr resultados diferentes.

El eje principal del plan de Gobierno es hacer una reestructuración total del Estado, un fortalecimiento de las instituciones y eso pasa desde hacer un inventario de las instituciones, de la gente que trabaja en las instrucciones, de los cargos que desempeñan, salarios, para empezar a ver realmente qué es necesario, que es innecesario.

Nosotros creemos que se puede reducir el aparato del Estado y se pueden lograr los mismos resultados. El Estado está lleno de amigos, parientes y compadres, de los presidentes y diputados de la época democrática y resulta que tenemos lleno el Estado con mucha gente que no hace nada.

¿Cómo se va a dar a conocer el mensaje de Pablo Duarte en este nuevo escenario?

Primero, agradecer que hay foros como este, que ya nos los habían prohibido. La idea fue firmada y fue publicada, no en el diario oficial, pero hubiera sido la tapa al pomo si esto no se hubiera podido dar.  Yo creo que es una buena opción, se agradece y creo que es parte de los medios de comunicación estar involucrados en el hacer política de la nación y en el hacer político de tener ustedes la opción de poder ayudarnos, a los candidatos y a los partidos, de poder llegar a través de este medio y de la televisión, que es el medio más importante de comunicación y de recepción de la gente.

Y este -señala el celular- que está bastante restringido, pero les puedo garantizar que los muchachos van a encontrar la fórmula de ver cómo le hacen para darle la vuelta y va a haber campaña en redes sociales, se los puedo apostar. ¿Cómo van a hacer los muchachos? No sé.

¿Cómo se hará la revisión del aparato estatal? Que en la práctica podría tardar dos o tres años

No es así, para empezar, usted tiene una Ley del Organismo Ejecutivo y tiene una Ley de casi todos los órganos del Estado en donde usted sabe exactamente qué puede y que no puede hacer.  Está estipulado perfectamente en Ley cuáles son las funciones. Usted lo que no puede hacer es detener el Estado para empezar a averiguar quiénes trabajan. Usted tiene que comenzar a caminar y en el camino comenzar a hacer las reducciones o los fortalecimientos que tienen que hacerse a las instituciones.

Le pongo un ejemplo claro, el Ejército de Guatemala tiene 12 mil hombres, para un territorio del tamaño que tenemos, para un Producto Interno Bruto que no corresponde, ni cerca, a lo que tendría que dársele doctrinariamente, un porcentaje del Producto Interno Bruto al Ejército. Entonces encontramos que solo tiene seis mil hombres para cuidar el territorio. Todos hablamos de pasos ciegos y que trafican armas, drogas, que no son pasos ciegos, todos sabemos dónde están, los ciegos son las autoridades, pero es prácticamente imposible cuidar un país que es territorio de paso de drogas y de dinero y de personas con un Ejército de ese tamaño.

Entonces, para empezar la cosa no es solo reducir, nosotros también tenemos un plan para ir aumentando el número de efectivos del Ejército, no generales ni coroneles, no más generales millonarios ni más coroneles haciendo cosas que no deben, sino soldados y tener realmente una tropa que permita cuidar el territorio nacional.

¿Es necesaria la reducción de ministerios y secretarías?

No sé, decir que voy a reducir el Ministerio de Educación, cuando no sabemos realmente cuántos maestros hay y cuántos atienden, ese es el primer análisis que se tiene que hacer para decidir si va a reducir o si va a eliminar.

Pero en algunos casos puede haber duplicidad de funciones

Ya hay un intento desde el Ministerio de Finanzas con el tema de Guatenóminas, que no es ni más ni menos que un intento del Estado para empezar a hacer un inventario de los empleados del Estado para evitar las plazas fantasmas y evitar la duplicidad de funciones. Ese es un primer paso que nos va a servir muchísimo para hacer un diagnóstico de que si realmente las instrucciones están con la cantidad de personas que deben y si están haciendo todos lo que les corresponde y si no están todos en el escritorio haciendo lo mismo. Ese es el primer análisis sin que eso signifique que el Estado deje de funcionar.

El otro tema que es importantísimo es que se tiene que tener la capacidad de conseguir gente que tenga la experiencia, que tenga la idoneidad, que sean honrados y que estén dispuestos a hacerse cargo, de un ministerio, por ejemplo.

Nosotros ya no hablamos de la lucha contra la corrupción, el tema es honradez, si se habla de la lucha contra la corrupción se habla de que se está correteando a corruptos y eso significa que tiene corruptos, y hay que estarlos correteando y ya se vio que no funciona. Salen presidentes, salen ministros, pero los mandos medios y la gente que trabaja en las oficinas, en aduanas, allí hay que llegar.

Las cabezas son vitales para que el sistema pueda funcionar.

¿Cuáles son las funciones de las cuales el Estado se debe encargar?

Alguien me preguntaba que qué iba a hacer yo con el 75 por ciento de las personas que están en la economía informal, y yo les contesté que tenían razón de estar en la economía informal porque resulta ser que el Estado no les sirve para nada. Resulta ser que ellos van a ir a hacer un montón de trámites engorrosos, difíciles, hasta van a tener que pagar dinero para hacerlos, para no recibir del Estado nada de vuelta, prefiero estar en la informalidad.

Evidentemente, lo que no ha habido, es la claridad de cuál es la función del Estado y la función del Estado es una: garantizar los derechos fundamentales del ciudadano, que pueda ejercer su libertad. Usted no puede ejercer su libertad y lo asaltan en la esquina, usted no puede ejercer su libertad si resulta que lo extorsionan todos los días, no puede ejercer su libertad si no puede dejar su casa porque ya sabe que le van a robar si se va, no tiene donde estacionar el carro, la cicle, la moto. Entonces el primer punto es que el Estado le garantice sus derechos fundamentales y uno de ellos es la libertad, que pueda hacer usted lo que quiera.

El Estado no tiene que meterse en lo que no le importa y ahí sí podemos encontrar que en algunos temas va a haber una reducción, por ejemplo, el Ministerio de Comunicaciones no tiene que hacer obras, el ministerio tiene que administrar y decidir y guiar la política entera de qué se va a hacer en infraestructura. Vamos a hacer dos mil kilómetros de carretera que se necesitan para interconectar al país. Hay que quitarnos de la cabeza el kilómetro cero. Ese kilómetro está en el Parque Central y resulta que para ir a todas partes primero tenemos que llegar al kilómetro cero y después salimos para donde querramos salir.

Estamos en Petén y queremos ir a Xela, primero hay que llegar al kilómetro cero y después salimos otra vez, esto tiene que terminarse, tienen que haber carreteras que interconecten al país.

Esos dos mil kilómetros, las escuelas o lo que haya que hacer con infraestructura, no debe hacerlas el Estado. Se ha demostrado en más de una ocasión que cuando es el Estado que ejecuta la obra física lo que hay es corrupción y no hay la calidad que debe haber.

Entonces, todo lo que es, por ejemplo, convenios público-privados, en donde se puede entrar en convenios con la iniciativa privada, nacional y extranjera, para venir a construir obra de infraestructura va a reducir el número de personas de un ministerio que en este momento está haciendo cosas que no debe de hacer.

¿Qué papel tiene que jugar el Ejecutivo, dirigido por Pablo Duarte, en el tema de desnutrición?

Hay tres cosas en el tema de la desnutrición. El primero es empleo y salario, usted no puede pretender que la gente coma si no gana, tiene que haber empleo y esos dos mil kilómetros que estamos hablando, de carreteras, son empleos.

Hay empleo que puede salir del Estado, sin hacerlo el Estado, pero que va a lograr, no más burocracia, sino que compañías empleando personas.  Empleo y salario para la desnutrición es clave.

¿Cuál va a ser la política del Gobierno de Pablo Duarte para la atracción de la inversión?

El punto número uno es la certeza jurídica. Aquí lamentablemente, la certeza jurídica no viene de las leyes, sino que ha venido una falta de certeza jurídica de resoluciones de las cortes que han paralizado actividades productivas y que ponen a todo el mundo, desde afuera, diciendo “yo a ese país no voy porque están locos”. Aquí, me dicen, que empezamos con un tema y después lo cambiamos y después qué no hay que pagar renta y después que pague impuesto sobre la renta y por supuesto eso no puede ser. El primer tema es la certeza jurídica.

Pasa por empezar también, como Estado y como sociedad, aquí no es el Gobierno, se debe hacer una reestructuración de nuestro sistema jurídico que evidentemente no está funcionando.

El sistema jurídico del país necesita un vueltegato muy grande. No es posible que en este país todo termine en la Corte de Constitucionalidad, no puede ser, todo, no importa de qué se trata.

¿Cómo resolvemos eso?

Creo que en algunos temas va a haber necesidad de sentarnos con muchísima calma y propiedad a hablar inclusive de reformas constitucionales en algunos temas.

Pero ya se intentó

Sin el liderazgo necesario y sin la posibilidad de que todo mundo participe como debe participar. Son mentiras, eso de los consensos y que participamos, son mentiras. Usted no hace un análisis y verdaderamente un análisis coyuntural de lo que nos está pasando, sino hacer un análisis de nuestros años de democracia. Podemos identificar ahorita y con mucha velocidad, algunos temas que podemos fácilmente decir: esto no está funcionando, por ejemplo, las Comisiones de Postulación. Se recuerdan ustedes con qué entusiasmo, todos decían ¡qué lindo! Pero ya vieron cómo resultó.

¿Cómo va a limpiar la corrupción de las instituciones del Estado?

Hay que limpiar las instituciones y por supuesto, de esa toma de decisiones y por eso puse el ejemplo del Ministerio de Comunicaciones, va a salir la gente porque ya no va a ser útil, porque ya no van a haber obreros, ni gente chapeando, ni gente que no esté haciendo cosas que no tiene que hacer. Allí empiezo el primer sistema de reestructuración.

En el tema de la reestructuración del Estado, nosotros nos hemos dado cuenta de que en muchísimas de las políticas que el Estado emprende y qué trata de implementar para mejorar los servicios, el gran opositor no es la ciudadanía ni los partidos políticos, es el burócrata. Usted quiere empujar un sistema en donde la gente, los médicos estén mejor calificados, en donde haya jornadas laborales donde cumplan con ellas, ¿quién se opone? El sindicato.

El gran opositor de las políticas del Estado y del gobierno son los sindicatos.

¿Cuál va a ser la relación de usted con los sindicatos? ¿Con personajes como Joviel Acevedo?

Me es sumamente difícil tener relación con sinvergüenzas, sumamente difícil. Cualquiera que esté identificado en su actuar y que esté identificado como un sinvergüenza, no vamos a dialogar con él, vamos a sacarlo.

No es posible que sigamos nosotros como gobierno haciendo negocios con los sindicatos cuando nos sentimos débiles o en una posición de que hay que apoyar porque si no va a salir el sindicato del magisterio. ¡Por amor de Dios!

¿Se han equivocado los gobiernos que han firmado pactos con los sindicatos?

Por supuesto, es chantaje.

¿Cómo resolver la amenaza de los maestros a la llegada de un nuevo gobierno?

Todas esas amenazas contra el Estado y contra el gobierno pasan porque nunca les pasa nada, hagan lo que hagan. Tapan carreteras, hacen bochinches, sacan ellos a los niños a manifestar, lo que es una verdadera sinvergüenzada, pasa eso porque no les pasa nada.

¿Y qué les va a pasar con usted en el gobierno?

Nosotros consideramos que la autoridad debe tener la capacidad de, así como nombra, de despedir. El primer punto, del emplazamiento del Estado, debe terminar. No es posible que un Estado esté sujeto y amarrado de las manos porque usted no puede despedir a nadie.

Los únicos que estábamos emplazados antes éramos los 011, después le hicieron una consulta a la Corte – de Constitucionalidad- y dijeron que también los 022, los 029, los 181 y ahora resulta que no se puede echar a nadie.

Y si usted al final toma la decisión porque ya es insoportable el tema y despide a alguien, a los dos años y medio se lo reinstalan y además de reinstalar le tiene que pagar los sueldos caídos. Esa es la realidad de la burocracia del Estado Guatemala y su relación con los sindicatos.

Para eso se necesita una reforma a la Ley de Servicio Civil

Es que no hay una Ley de Servicio Civil.

¿Cómo lidiar con el Congreso, donde se bloquean las grandes reformas legales?

La relación de fuerza en un Congreso de la República es un tema que evidentemente necesita de sentarse como político hacer las negociaciones que se tengan que hacer si usted no tiene mayoría. Álvaro Arzú y Alfonso Portillo tuvieron mayoría en el Congreso, muchos decían que era una barbaridad, que era un peligro y en fin, pero podían gobernar con alguna facilidad porque las leyes pasaban con que solo el presidente dijera: bueno, esta ley es importante que la pasemos y la vamos a pasar.

De lo contrario, usted tiene que negociar y aprender a negociar, eso sí también tiene que tener la capacidad suficiente y el liderazgo para que lo que está haciendo le permita acusar a los diputados y que los diputados comiencen a pagar por lo que dejan de hacer.

Dinero, no damos un centavo a nadie, no va a haber leyes pagada, no va a haber plata para que se pase un proyecto y eso tiene que ver con el Estado y tiene que ver con la gente que son lobistas, escondidos, que no son legales en este país, pero que yo vi compañías de construcción sentadas en el palco del Congreso, anotando quiénes habían votado a favor para llevarles su dinero.

Eso ha pasado en mi país y no va a volver a pasar, en mi gobierno no hay un solo centavo para un diputado, pero sí va a haber denuncia y sí va a haber presión y sí va a haber denuncia pública de que están obstruyendo algo que es de beneficio para el Estado.

Todas aquellas leyes que sean polémicas y que puedan tener, en conciencia, gente, alguna objeción sobre ella, pues así es la política y no se puede equivocar, pero parar leyes que son sumamente importantes, simple y sencillamente porque están buscando una coima, no se puede.

Ping Pong De Preguntas y Respuestas Rapidas para Pablo Duarte

  • Izquierda o derecha: Izquierda jamás, ni para subirse a la camioneta. Derecha.
  • Vieja política: La política es absolutamente vieja, siempre. Lo que no deben aceptarse son las mañas de los viejos sinvergüenzas.
  • Estatus Quo: Debe terminar. El Estatus Quo nos ha llevado a donde estamos y creo que debemos empezar a hacer reformas que evolucionen el país.
  • Ley de Reconciliación Nacional: Necesaria.
  • Parlacen: Podría ser un instrumento que sirviera si se le readecua y verdaderamente se le da capacidades de poder incidir en las políticas del sistema centroamericano.
  • Congreso: Muy deteriorado y esperemos en Dios que el pueblo elija mejores diputados en esta próxima elección, no le están ofreciendo una gran oportunidad, le están ofreciendo listas que pudiéramos decir que la lista va a hacer la diferencia. Yo creo que Congreso de la República va a estar en el próximo gobierno bajo un asedio social sin precedentes.
  • Álvaro Arzú: Lamentamos profundamente su muerte. El último gran líder político.
  • Prisión preventiva: Abusada a pesar de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y todo el Pacto de San José establece que debe ser la excepción, en Guatemala, Thelma Aldana y Cicig la convirtieron en la norma.
  • Pactos colectivos: Vergonzosos en muchos casos, deben ser revisados y sobre todo debe determinarse si son beneficiosos para el Estado o sólo para las élites de los sindicatos.
  • Aborto: No. Creemos firmemente en la Constitución y en la vida y en la Constitución se establece que la vida nace desde su concepción y por lo tanto es un crimen el aborto.
  • Pena de muerte: Es correctísima, hay que corregirla. Hay individuos que tienen tal grado de virulencia y de maldad que hasta la bala es cara.
  • Familia: Lo mejor que puedo tener y tengo en la vida.
  • Diputados: Tengo algunos amigos que aprecio muchísimo y tengo algunos amigos con problemas judiciales y me duele mucho ver los en esa situación.
  • Álvaro Arzú Escobar: Es un muchacho que me ha sorprendido agradablemente, llegué a trabajar con él como su asesor cuando asumió por primera vez la presidencia del Congreso y la verdad es que para su edad y para las responsabilidades que le ha tenido que caer encima después de la muerte su padre ha hecho un papel muy digno y además es un hombre que es un hombre de Estado.
  • Matrimonio igualitario: ¿Qué significa eso? Definitivamente no, el 50 por ciento de los casados deben ser hombres y el otro 50 por ciento deben ser mujeres.
  • Privatizaciones: Creo que ya casi no tenemos nada que privatizar, pero si hay algo que todavía se pudiera mejorar con una privatización ha sido una norma y una política de Estado que en el caso de Guatemala ha dado excelentes resultados.
  • Alianza público-privadas: Necesarias, pero en sumo grado, creo que es la solución para el problema de infraestructura y es la solución para muchísimos servicios que puede prestarse mejor y a menor costo.
  • Transmetro: El Transmetro es una buena decisión, caro, para el Estado, pero es parte de los brazos subsidiarios y de lo que tiene que hacer el Estado por la gente. Transportarse barato significa un poquito más de plata en mi bolsa, por lo tanto, es una buena opción y debe aumentarse y debe propiciarse que haya más formas de transporte de ese modo.
  • Religión: No soy un hombre muy religioso, no voy a la Iglesia por no desprestigiar; sin embargo, considero que la religión es importante para la gente y es importante que el que tenga fe y crea en la religión que sea tenga la libertad de poder ejercerla y tenga la posibilidad de congregarse y tenga la posibilidad de ejercerla con todos sus derechos. Yo creo que no soy un hombre religioso, pero soy un hombre que creo en Dios y creo que eso es una buena base para poder ser una persona buena y por supuesto un buen político.
  • Roberto Arzú García Granados: Intrascendente.
  • Ley de Armas: La Ley de Armas y Municiones está un poquito restrictiva, vamos a mejorarla un poco en el sentido de que las personas que tenga necesidad de defenderse, porque el Estado no los protege, tengan la oportunidad de defenderse por sí mismos. Vamos a despenalizar la defensa personal para que, si entra alguien a su casa y usted le dispara, lo único que tiene que hacer el policía es sacar al muerto.

Lea la Entrevista completa del Candidato presidencial Pablo Duarte en Prensa Libre

Compartir:

Comentários no Facebook

Comment here

Compartir
Compartir